martes, 22 de julio de 2014



Campaña 15


grandes
NOVEDADES
y OFERTAS



 LLuvia de Estrellas


¡NUEVO!
COMPLEMENTO
ALIMENTICIO



Captura hasta
800 veces
su peso en grasa
proveniente de la dieta


CHITOSÁN
VEGETAL

Te espero
Tu amiga

sábado, 5 de julio de 2014

Catálogo de Campaña 14

Especial
OFERTAS


BELLE QUEEN
Un mar de estilos
¡Promoción
Especial!
30%
DESCUENTO


Parches
ANTICELULÍTICOS


Reductor intensivo a base de activos vegetales

En 28 días: resultados visibles

Te espero
Tu amiga

Te contamos: Trucos para incrementar nuestras ventas por catálogo Cristian Lay


Contar con algunas ideas creativas para conseguir nuevos clientes y mantener siempre una actitud positiva son las claves para que la venta por catálogo Cristian Lay pueda proporcionarnos interesantes beneficios y comisiones.

La venta directa es una de las formas más antiguas de comercio. Antiguamente, cuando un artesano quería vender sus bienes, tenía que acudir directamente a los usuarios finales. Hoy en día, este tipo de venta proporciona oportunidades únicas para aumentar nuestros beneficios económicos y nuestros ingresos, gracias a que su formato nos permite apelar directamente al cliente del modo y manera que creamos más conveniente.

Pero a veces, sobre todo cuando empezamos a iniciarnos en este sector, nos sentimos perdidos sin saber exactamente qué podemos hacer para acudir a estos posibles clientes, vender nuestros productos y alcanzar así nuestro objetivo de ventas mensual. Ante todo, nada de desesperar o tirar la toalla. Llenemos nuestro maletín con nuestros catálogos y buenas dosis de motivación, determinación y creatividad. Todo esto, junto con algunos de los siguientes trucos, nos ayudará a incrementar nuestras ventas:

  • Si nuestro cliente no conoce todos nuestros productos, podemos introducírselos a partir de otros que sí conozca. Es la técnica denominada venta cruzada. Por ejemplo, si una clienta está buscando una crema hidratante para mejorar el aspecto de su rostro, podremos presentarle también el contorno de ojos o el serum facial. De esta manera, estamos demostrando interés por las necesidades específicas del cliente, lo que lo convierte en cliente fiel y lo anima a volver a comprar en otra ocasión.

  • Preparar nuestras citas para hacerlas más personales. Esto nos dará la oportunidad de ser más sociales, desarrollar nuestra relación y explicar las ventajas de nuestros productos relacionados con las necesidades del cliente.


  • Cuando uno de nuestros clientes fieles nos refiere a otros posibles clientes, podemos premiar al cliente original con algún tipo de vale, cupón o un regalo. Es una forma de recompensar su fidelidad y demostrar a los nuevos clientes que existe un compromiso y una relación de confianza que va más allá de la venta.

  • Si habitualmente utilizamos los productos que vendemos, lo más probable es que otras personas se interesen por ellos. Es una de maneras más sencillas de atraer a un posible cliente. De igual modo podemos atraerlos regalándolos a una persona cercana que esté de cumpleaños, por ejemplo, una fragancia. Si el regalo se abre en una fiesta, en la que pueda haber más gente que lo pueda probar, tendremos ya un buen número de personas interesadas, al menos, en ese producto, pero podremos a partir de ahí enseñarles más del catálogo.


  •  Las redes sociales, como Facebook o Twitter, aportan una nueva y potente herramienta de marketing, ya que permite apuntar nuestro mensaje directamente a aquellas personas que sabemos que pueden estar interesadas en nuestros productos. Utiliza tu red de contactos para hacerles saber a tus amigas que puedes proveerles todos los productos Cristian Lay. 

  • A medida que nuestro negocio evoluciona, nuestras técnicas de venta pueden quedarse anticuadas. Por eso resulta imprescindible mejorar nuestra capacitación cada cierto tiempo con programas de desarrollo de ventas. Esta formación nos ayudará a mejorar las habilidades de venta, centrándonos en la propuesta de valor de los productos que queremos vender. Recuerda que ponemos a tu disposición nuestro curso de ASESORA DE IMAGEN. Infórmate!

Conseguir aumentar las ventas requiere de nosotros cierta planificación, creatividad y conocimiento de la línea de productos. Centrarse en los clientes existentes también es un modo de empezar, asegurándonos que nos recomendarán a otras personas, dejándoles siempre satisfechos y felices con sus compras. Siempre felices y satisfechos con Cristian Lay

Te espero.
Tu amiga

jueves, 12 de junio de 2014

Catálogo de Campaña 13

BAJO el
SOL !
Especial



Y para después del sol...


Aloe Vera
REFRESCA, ALIVIA Y REGENERA
LA PIEL DESPUÉS DEL SOL

Te espero
Tu amiga

lunes, 2 de junio de 2014

Catálogo de Campaña 12

COLOR:
VERANO


CC Cream
CON MICRO-PIGMENTOS


6 EN 1
- ANTIOXIDANTE
- NUTRICIÓN Y REPARACIÓN
- ACTIVADOR DE CIRCULACIÓN
- ENERGIZANTE Y REVITALIZANTE
- DESCONGESTIVO
- SPF 25

Siempre lo mejor para ti! Siempre Cristian Lay!
Te espero.
Tu amiga

Tipos de cliente y cómo venderles nuestros productos Cristian Lay

Cuando se trata de vender con nuestro catálogo Cristian Lay, conocer qué tipo de cliente puede estar interesado en nuestros productos resulta fundamental para cerrar ventas y conseguir su confianza como vendedores. Hace falta un poco de psicología para saber cómo y por qué toman las decisiones de compra. Cuidar este activo tan valioso es principal para cualquier buen vendedor.

Los clientes desempeñan el papel más importante en cualquier negocio. De hecho, para muchos el cliente es el responsable de hacer realidad los beneficios de una empresa y los de un vendedor y, te puedo asegurar, que esta afirmación es completamente cierta. Por eso es tan importante para prosperar en este sector y conseguir interesantes ingresos, aumentar  y fidelizar a los clientes actuales y lograr nuevos prescriptores.

Para conseguirlo, debemos conocer los tipos de clientes que podemos encontrarnos y cómo actuar con ellos para conseguir cerrar una venta con éxito.

  1. Los clientes leales: representan poco más del 20 por ciento de nuestra base de clientes pero constituyen más de la mitad de nuestras ventas. Son los clientes que levantan nuestros beneficios en tiempos difíciles, por lo que debemos de tratar de mantener el contacto con ellos de forma regular. Alimentar nuestra relación con ellos es clave para que se sientan complacidos y satisfechos. Para mantenerlos siempre dentro de sus expectativas, debemos invertir mucho tiempo y esfuerzo, con ofertas individuales y personalizadas, que ellos interpretarán como una atención especial, un plus que no esperaban recibir.

  1. Los clientes que buscan la “rebaja”: son aquellos que no estarán interesados en nuestros productos, a no ser que tengan algún tipo de descuento. Para ellos, el precio es un factor decisivo de compra. Es un tipo de cliente que está creciendo en estos últimos tiempos, por eso debemos prestarle especial atención sobre todo porque, una mala operación con ellos puede costarnos alguna que otra pérdida, ya que están más inclinados a devolver producto.

  1. Los clientes que compran por impulso: son, por qué no decirlo, el cliente perfecto. No hay nada más emocionante que ayudar a un cliente que compra por impulso, a responder sus deseos o necesidades. Son personas a las que les gusta “darse algún que otro capricho”. No buscan nada en particular pero, si les gusta algún producto o se lo vendemos para que les acabe gustando, al final acabarán comprándolo. Para este tipo de clientes será de vital importancia poner en juego todas nuestras armas persuasivas.

  1. Los clientes prácticos: buscan solucionar una necesidad. Tienen una intención específica de compra y no comprarán un producto cualquiera, a no ser que sea aquel que tienen en mente. Son personas que buscan algo para una ocasión específica, como un regalo, y siempre nos darán la impresión de que no están suficientemente satisfechos. Es todo un reto para el vendedor pero también puede ser una recompensa ya que, si conseguimos resolver “su problema”, se convertirán en clientes leales y fieles que no dudarán en comprar una segunda vez si se les presenta la oportunidad.

  1. Los clientes potenciales: cada una de las personas que conocemos puede ser un posible cliente. Aunque a simple vista no sepamos qué necesita o el propio cliente no sepa lo que quiere, si jugamos bien nuestras cartas de vendedores: mantenemos la relación, cultivamos la amistad y generamos la confianza, conseguiremos que, llegado el momento, cerremos una venta de modo más fácil y seguramente con éxito. El cliente potencial se habrá convertido así, con toda probabilidad, en un cliente leal.

Ten siempre presente que la venta es mitad “arte”, mitad experiencia. El tiempo y el conocimiento de este tipo de clientes y sus necesidades, te hará crecer en tu negocio. Para tener éxito, se requiere paciencia, compresión y esfuerzo.

Te espero
Tu amiga