viernes, 26 de septiembre de 2014



Cristian Lay, Campaña 19

Aromas de
OTOÑO


 CADA INSTANTE,
a ritmo con 
tu estilo



Parches Anticelulíticos
En 28 días: resultados visibles



* MYTHOLOGY *



3 lápices por el precio de UNO!!



Todo para ti!!
Te espero.
Tu amiga

domingo, 7 de septiembre de 2014

Cristian Lay, NOS GUSTA LO QUE HACEMOS

Campaña 17
¡APROVECHA!
llega el final del 
verano



NOVEDADES




En Cristian Lay

NOS GUSTA LO QUE HACEMOS


¡Y LO HACEMOS POR Y PARA TI!

Te espero
Tu amiga

El decálogo del buen vendedor Cristian Lay


Los vendedores más inexpertos se desesperan cuando ven que los resultados de su trabajo de ventas no llegan de forma inmediata. Hay que ser paciente y perseverar, se necesita tiempo para que las personas confíen en nosotros y nuestros productos. Aunque Cristian Lay es una empresa reconocida mundialmente, no todo el mundo a podido disfrutar aún de sus productos. Conocer bien el mercado y aprender a vender son algunos de los puntos clave del decálogo del buen vendedor y del comienzo del éxito en tu negocio.

Convertirse en un buen vendedor lleva tiempo. No hay duda que ciertas personas muestran dotes innatas para relacionarse con la gente y crear buenas impresiones, pero eso no lo es todo para conseguir vender. Es una buena base, pero se necesita mucho más.

Empecemos por nosotros mismos y hagámonos la siguiente pregunta: ¿de verdad creemos y sentimos que lo que estamos vendiendo tiene un valor para nuestros clientes? Cuando se tiene la convicción y la certeza de que el producto que se está vendiendo merece la pena, se venderá con entusiasmo y el entusiasmo es contagioso. Antes que ser vendedores, tenemos que ser clientes: probar el producto, ser críticos con él y buscar aquellos aspectos del mismo que nos gustan y que nos hacen sentir bien.

Sigamos con la actitud que transmitimos a los clientes. Mucha gente, cuando piensa en un vendedor de éxito se imagina a una personalidad extrovertida, energética, incluso agresiva. Sí, es posible que una persona con don de gentes, atraiga posibles vendedores pero, ¿hace falta tener una personalidad abierta para tener éxito en los negocios? Ayuda, pero no es indispensable. Los vendedores con más éxito son aquellos que actúan de manera natural, que son ellos mismos. Cuando aparentamos lo que no somos, la gente lo capta enseguida y sólo conseguiremos transmitir una imagen de falsedad y  de apariencia.

Tampoco hace falta vender ni con presión ni con ruegos. Enfatizar el valor, la necesidad y la satisfacción del producto ayuda mucho más a vender un producto. En el momento en el que hayamos demostrado el valor y el potencial de dicho producto, no tenemos por qué tener miedo a preguntar por el cierre de la venta, por ejemplo: “¿Cuándo te viene mejor que te lleve el producto?”, “¿Te gusta más en rojo o en azul?”.

Acompañemos estas ideas con uno o varios objetivos, que bien pueden ser personales como profesionales. Sin motivación no vamos a estar dispuestos a vender y vamos a buscar excusas para no organizar citas o realizar llamadas. El trabajo de vendedor por catálogo es fantástico porque nos permite disponer de tiempo y organizarlo como queramos, pero también exige compromiso. Establecer un registro exacto de todas las ventas de la semana o de la campaña, hará más fácil conseguir nuestra meta.


Y, por último, recuerda las tres "P" del buen vendedor: Práctica, Paciencia y Persistencia.

Hará falta tiempo para establecer una sólida base de clientes que repitan sus compras, capacitarte como vendedor y conseguir buenos ingresos.

Una vez estés en camino, los éxitos no se harán esperar.

¡Confía en ti, porque tú puedes!


Te espero.
Tu amiga

viernes, 15 de agosto de 2014

Catálogo General Otoño 2014

CRISTIAN LAY
nos gusta lo que hacemos




¡Recíbelo ya!


Te espero
Tu amiga

sábado, 9 de agosto de 2014

REBAJAS Cristian Lay

Catálogo de Campaña 16
feel
Happy



ARGÁN
Regenera, protege y restaura
los niveles óptimos de Hidratación en 
cuerpo & rostro


IMPACT
¿Sientes el Vértigo?


Te espero.
Tu amiga

Toma Nota: 10 buenos consejos para empezar a vender con el catálogo de Cristian Lay


Nadie nace vendedor de Cristian Lay, así como nadie nace siendo médico o abogado. Las ventas son una profesión y, como en cualquier otra, hay que aprender no sólo las técnicas básicas, sino también cómo aplicar esas técnicas. El éxito en las ventas por catálogo se consigue con una buena formación y experiencia.

Son muchas las ventajas que se obtienen trabajando como Distribuidora de Cristian Lay: somos nuestros propios jefes, no tenemos un horario fijo sino que lo amoldamos a nuestras necesidades, somos los dueños de nuestro propio negocio sin tener que realizar ningún tipo de inversión, establecemos nuestros propios ingresos (incluso más que cualquier otro trabajo por cuenta ajena) y, por supuesto, podemos hacernos nuestros propios aumentos de sueldo, basta con tomar la decisión y ponernos en marcha a conseguirlo!

No cabe duda que todos estos aspectos positivos del trabajo nos motivan cada día pero, también pueden volverse en nuestra contra si no tomamos conciencia de lo que supone una labor de vendedor.

Si queremos empezar con buen pie en la venta por catálogo, debemos tomarnos muy en serio lo que tenemos que hacer. Si aplicamos esfuerzo, ganas de aprender y una buena dosis de motivación, conseguiremos que todas estas ventajas de las que antes hablamos se materialicen en excelentes resultados económicos:

  1. Objetivos.
¿Qué es lo que queremos lograr con nuestro trabajo como vendedor? Cualquiera que sea nuestra meta, grande o pequeña, escríbela en un lugar visible y establece una fecha límite para llegar a ella. Divide ese periodo en bloques de tiempo más alcanzables. Trabaja consistentemente cada día para cumplir tu objetivo. El establecimiento de objetivos es una necesidad en todos los ámbitos de la vida.

  1. Listas.
Resulta muy productivo que cada noche elaboremos una lista con todo lo que debemos hacer al día siguiente, marcando aquello que ya está realizado con un “tick” o “visto”. También es muy efectivo aplicar esta técnica para citas, clientes o reuniones.

  1. Decisión.
Es la clave para hacer negocios. Las ventas nunca vienen solas, sino que tenemos que ir a buscarlas, pidiendo citas para conocer nuevos clientes, organizando reuniones, buscando clientes potenciales. El buen vendedor es tranquilo, pero firmemente agresivo.

  1. Horario.
Planificar nuestro propio tiempo no es tarea fácil y puede llegar a ser muy frustrante. Aprender a organizarse para hacer todas las tareas pendientes y contar con la herramienta necesaria para hacerlo es fundamental antes de iniciarse en un negocio como este. Recordemos que el día sólo tiene 24 horas.

  1. Relaciones.
Llevar un registro de la relación que tenemos con nuestros clientes resulta muy eficaz. Puede parecer muy frío, pero pensemos que el objetivo es vender. Algunas veces, un posible cliente puede decirnos que “no”, pero no tiene que significar necesariamente “no”, simplemente que necesita más tiempo para pensar la compra. Anotar este tipo de cosas en nuestra ficha de clientes, nos resultará muy práctico.

  1. Actitud positiva.
Nada en este negocio (y en ningún otro) se consigue con una actitud negativa. El éxito en las ventas, como en cualquier ámbito de la vida, tiene como origen la actitud. Sintiéndonos orgullosos de lo que hacemos, las ventas vendrán rodadas.

  1. Oficina.
Uno de los beneficios más notables de un trabajo de vendedor por catálogo es que tenemos libertad para trabajar desde nuestro hogar, pero eso no significa que lo hagamos “en cualquier sitio”. Debemos establecer nuestra propia oficina, y debe estar separada, en la medida de lo posible, para conseguir organizar nuestro trabajo organizado y de manera eficiente.

  1. Offline/online.
Aunque Internet ofrece buenas oportunidades para la venta por catálogo, no podemos olvidarnos del trabajo conjunto con el trabajo de ventas “cara a cara”. Se pueden combinar métodos convencionales de publicidad, como la publicidad impresa, con otras estrategias de marketing digital como las redes sociales.

  1. Regalos.
A la hora de vender productos como los artículos de cuidado personal, siempre resulta buena idea regalar algunas muestras o abrir algunos artículos para que los posibles clientes puedan probarlos. Es una manera de difundir el trabajo del vendedor y el de la propia marca.

  1. Formación.
Un buen vendedor nunca deja de formarse, sobre todo cuando empieza su negocio de ventas. Ayudarse de los expertos de la marca o de aquellos vendedores que llevan más tiempo, también nos permitirá canalizar experiencias con el trato de los clientes y el público en general, además de complementarlo con la asistencia a seminarios o cursos en los que también haremos contactos.

La venta puede hacerse difícil al inicio, pero con esfuerzo e ilusión, podremos lograr un buen éxito financiero. Aquí te ofrecemos las técnicas más adecuadas, el resto ya está en tus manos. Y recuerda siempre que cuentas con todo el equipo Cristian Lay para conseguir todo aquello que te propongas.

Te espero

Tu amiga